Prince Suleyman

En Nuevo Orleans, hay una hermosa casa de cuatro pisos en donde vivía este príncipe en el Siglo XIX.

Él amaba el opio y tenía un harem de mujeres y hombres. La gente que encontraba cuestionable su conducta irrumpió en su casa y lo quemaron vivo. Ahora, la gente reporta música y el olor de incienso emanando de la casa.